Gracias por sus latidos de afecto y cariño que alimentan al Alma.

viernes, 16 de abril de 2010

Vidas entrelazadas ( 8 ) Mamá me quería llevar



Yo tenía en ese entonces, 5 años, y una vez que quemaban ramas en el patio, vi como mi mamá, me llamaba, parada al centro de las llamas.
Me quise meter a esa hoguera, pero mis tíos me lo impidieron.
Cuando por las mañanas, empezaba el trajín, en un cuarto, empezaba a desenredar con dificultad mi cabello, mi mamá se me aparecía, y con mucho amor, tomaba ella el cepillo y me peinaba, dejándome inmensamente feliz, por haber estado con su compañía.
Me hizo prometerle, que ha nadie le contaría que ella seguía en la casa.
Pero mis hermanas mayores, maliciaban que algo estaba pasando.
Porque deseaba tanto estar a solas en ese cuarto, y como le hacia para quedar mejor peinada, que ellas.
Se pusieron a espiarme, y pusieron en aviso a mis tíos, que yo hablaba sola, y que me imaginaba a mi mamá.
Dieron en cerrar con llave ese cuarto.
Aunque lloré a grito abierto, de nada me valió.
Mis tíos dijeron, que como mi mamá ya se había llevado a una de sus hijas, ahora también quería llevarme a mí.
Mejor vendieron el solar, con su casa de madera, y compraron otro, por la calle Francia.
La nueva casa, también era de madera, y tenía el techo de lámina, con piso de “machimbre”, pintado de amarillo.
Cuando íbamos a un mandado, a unas cuadras de distancia de la casa, mi tía escupía el piso, pisaba esa humedad, y nos advertía, tienen que volver con lo comprado, antes de que se seque la saliva. Recuerdo que estaban “El Otoño”, donde hoy es el “Fénix”, el de la plaza Vicente.
El negocio “El Levante”, por la 13 de Enero, que era tienda, molino y tortillería.
Y la botica “El Obrero”, por la primero de mayo, después esa esquina fue panificadora, y actualmente, una casa de empeño.

7 comentarios:

  1. Hola mi querida Maruchiña, leyendo se mete uno en la histiria como si estuviera viendo las calles las esquinas y la tía escupiendo en el suelo, con todo eso casi no recuerdo en que rincon estoy, creo que en el séptimo, espero a ver que pasa con la tía, parece que tenía un fuerte caracter.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  2. QUE TU VIDA Y LA MIA SE VIENEN ORILLANDO DE MAS ALLÁ DE LOS TIEMPOS, MARUCHINA....
    QUE HERMOSA FOTO, DE ESTE ESCRITO ME QUEDA CLARO EL GRAN AMOR DE UNA MADRE POR SU HIJA.
    QUE BELLEZA DE ESCRITO¡¡¡
    DEJO UN ABRAZO PARA TI Y TUS ENSUEÑOS QUERIDA AMIGA.

    ResponderEliminar
  3. Hola Maruchiña, y que pasa luego...a ver si te animas y nos llega el resto de la historia, ya se, ya se, que los pintores te tienen muy ocupada.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. AMBAR,ABUE FRESCA COMO LAS MAÑANAS DE MI PAÍS,GRACIAS AMIGAS POR SUS COMENTARIOS.

    ResponderEliminar
  5. Siguiendo tu relato y te dejo un abrazo en espera de la siguiente entrega.

    Hasta pronto Marucha.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa Marucha, he estado fuera de circulación, ya deje un comentario con mucho trabajo, pues el ordenador ni abria ni cerraba, me que quedé sin iconos, y no queria funcionar así que desde el 29 a la mañana, hasta hace un momento, que he puesto una entrada nueva, no es nada extraordinario, y tú, eres a la primera que entro, he estado sin poder hacer nada, luego te mando un E-mail.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  7. Hola Maruchiña, sigo sin poder trabajar normalmente, un abrazo grande y voy a intentar a ver cuantas visitas me deja hacer.
    Ambar.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog.

Portada del libro "Más allá"

Portada del libro "Más allá"
Camino de Amor Infinito
Se ha producido un error en este gadget.

Visitemos blogs